¿Hacia un callejón sin salida?

La semana:

Esta semana hemos tenido comité mensual, en el que además hemos aprovechado para revisar lo sucedido en el primer trimestre del año, terminado recientemente. Desde un punto de vista de crecimiento económico, todo apunta a que el ciclo pierde tracción, con las economías de las diferentes áreas geográficas desacelerándose, pero sin significar que estemos a las puertas de una recesión. Las economías aún muestran expansión, aunque, eso sí, a menor ritmo que en trimestres atrás. El escenario para los próximos trimestres no lo vemos muy diferente a lo visto más recientemente.

Sin embargo, dos son los hechos que más han llamado la atención en este primer trimestre del año. Por un lado, el giro dado por la Reserva Federal con respecto a su visión y posicionamiento existente a finales del año anterior. La Fed ya no habla de subidas de tipos en 2019, incluso anuncia su voluntad de dejar de retirar liquidez del sistema a partir de octubre de 2019, dejando el balance en 3,5 Trillones de USD. Cambio que el Banco Central Europeo no ha tardado en respaldar, buscando ayudar a los bancos de la Eurozona eliminando el tipo de depósito de -0,40% y ampliando la línea de crédito con el programa LTRO, también ha dejado claro que seguirá reinvirtiendo los vencimientos “bien pasada” su primera subida de tipos.

Y por otro, la inversión de la curva de tipos de interés en EEUU, con los tipos de interés a largo plazo en niveles inferiores a los tipos de interés a plazos más cortos. Algo que ha avivado la llama de la “recesión”, ya que históricamente esta inversión de la curva ha venido seguida de una recesión económica. Pero hay que tener en cuenta que no siempre una inversión de la curva de tipos ha venido seguida de una recesión, y además que los tipos a largo plazo están distorsionados por la actuación de los bancos centrales en el sistema. Por lo tanto, no hay que crear falsas alarmas… aunque sí vigilar de cerca el escenario.

En este escenario, con el “respaldo” de los bancos centrales, los activos de riesgo han recuperado gran parte del terreno perdido en el último trimestre del 2018. Y no sólo nos referimos a la renta variable, sino también a la renta fija corporativa (tanto aquella con calificación de grado de inversión como la de alto rendimiento, y tanto la deuda senior como la deuda subordinada). En este escenario, apoyado además por una baja inflación, los bonos soberanos han visto cómo sus rentabilidades seguían reduciéndose, hasta alcanzar el bono alemán a diez años rentabilidades negativas. Pero el gran beneficiado ha sido la renta variable. Así para lo que va de 2019 los principales índices bursátiles han alcanzado rentabilidades por encima del 12% en los principales Índices.

Nuestro posicionamiento no cambia de forma significativa. En Euros, continuaremos aprovechando las ventanas de oportunidad que nos pueda ofrecer la renta fija directa, y mientras tanto seguiremos rotando hacia productos que cumplan criterios ESG desde aquellos activos que más nos han decepcionado no sólo en el ajuste de final de año sino también en la recuperación de este primer trimestre, especialmente en fondos mixtos y en fondos de retorno absoluto. En renta variable aprovecharemos posibles ajustes para aumentar posicionamiento, en sectores y compañías con visión de futuro como pueden ser las energías renovables, infraestructuras, etc, y que nos ofrezcan una atractiva rentabilidad por dividendo. Y en la parte de USD, seguiremos aumentando nuestro posicionamiento directo en renta fija directa en plazos más o menos cortos, y aprovechando cualquier oportunidad que pueda surgir en renta variable para subir ponderación.

Por último, vamos a empezar el posicionamiento en inversiones de impacto con las primeras propuestas.

Impacto:

El Global Impact Investing Network (GIIN) es la red mundial más importante dedicada a construir la infraestructura crítica necesaria para dar soporte, incrementar la escalabilidad y aumentar la eficiencia de la inversión de impacto a nivel mundial. Su visión es un mundo donde los mercados financieros desempeñen un papel fundamental en la resolución de los retos sociales y medioambientales a los que se enfrenta la comunidad global. En este mundo que visualizan, los inversores integran las consideraciones relativas al impacto en todas sus decisiones, contribuyendo así a comunidades más fuertes, un medio ambiente más saludable y un futuro sostenible para todos. Para conseguir este loable futuro, la industria de impacto requiere de un claro liderazgo que se traduzca en: una mayor movilización de capital hacia las inversiones de impacto; un marco de educación y buenas prácticas; una salvaguarda de la integridad de la inversión de impacto, con una identidad compartida por todos los actores donde se compartan valores, casos de éxito y conocimiento; y contribuir a un cambio de mentalidad acerca del papel del capital en la sociedad.

En Portocolom Asesores compartimos visión y entendemos de esta manera el desarrollo consciente y saludable del ecosistema de inversiones “con sentido”. Es por ello por lo que recientemente nos hemos adherido a esta red global.

Según GIIN, se estima que hay unos 502 Bn USD invertidos en activos de impacto por más de 1.340 inversores, habiéndose duplicado la cifra de activos en tan sólo un año. En la actualidad, se estima que 1 de cada 4 USD gestionados de manera profesional (13Tn USD) consideran principios sostenibles en alguna de sus formas (exclusión, inclusión, temáticas impacto…) siendo Estados Unidos donde mayor número de inversores se concentran, seguidos de Europa.

El faro de los mercados:

Los bancos centrales parecen haber tomado camino hacia un callejón sin salida. El giro visto en el posicionamiento de la Reserva Federal y del Banco Central Europeo, nos llevan a pensar que no tienen muy claro el camino a seguir para revertir los excesos generados en años anteriores con las inyecciones de liquidez. Una liquidez que distorsiona los precios de los activos financieros, dificultando enormemente la posibilidad de discernir entre el valor por fundamentales y el impacto en la valoración de la liquidez. No seremos nosotros quienes indiquen el camino a seguir, pero a largo plazo las dudas que nos genera la situación son más que inquietantes. En algún momento habrá que “resetear” o volver la casilla de salida, pero nadie sabe cuándo llegará ese momento. En el corto y medio plazo, los inversores siguen bajo el “encantamiento” de los bancos centrales. En las próximas semanas, comenzarán a publicarse los beneficios empresariales correspondientes al primer trimestre del ejercicio. Unos beneficios empresariales, cuyas expectativas se han revisado a la baja de forma considerable, y que por lo tanto podrán generar algún tipo de sorpresa positiva. Pero lo realmente importante serán las expectativas que se anuncien para los próximos trimestres. Y mientras tanto, el ritmo de recompra de acciones por parte de las compañías se reduce de forma significativa. Una combinación que podría generar oportunidades de inversión a lo largo del mes de abril.

La noticia amable:

Nelago Kwedhi es la primera capitana de buque de Namibia. En 2010 su historia ya se dio a conocer con el documental Trawler Girl. Nelago es la primera, y de momento única, mujer de su país que ha obtenido el título de capitana de barco. Hace unos días se presentó en España el documental “La ciudad que nació del mar” sobre la industria pesquera con su vida como eje central. Namibia firmó los Objetivos de Desarrollo del Milenio en el 2000, y se comprometió con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2015, con el objetivo de reducir la pobreza a la mitad y avanzar en otros aspectos como la igualdad de género. En 2018 fue incluido por primera vez dentro de los 10 países que encabezan el Índice de Desigualdad de Género que elabora el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Es el segundo de todo África subsahariana que sube tan alto en la lista después de Ruanda, y ha cerrado casi el 79% de su brecha de género.

La frase:

Y nos despedimos con una frase de Jorge Bucay: “Si está en un callejón sin salida, no sea tonto… salga por donde ha entrado”.
El presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben.
Este documento ha sido elaborado por Portocolom Asesores EAF SL con la finalidad de proporcionar información general a la fecha de emisión del informe y está sujeto a cambio sin previo aviso. Portocolom Asesores EAF SL no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base a ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

La información que se incluye en el presente informe se ha obtenido de fuentes públicas y consideradas como fiables, y aunque se ha tenido un cuidado razonable para garantizar que la información que incluye el presente documento no sea ni incierta ni inequívoca en el momento de su publicación, no manifestamos que sea exacta y completa y no debe confiarse en ella como si lo fuera. Portocolom Asesores EAF SL no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de la información ofrecida en este informe. Comportamientos de variables en el pasado puede que no sean un buen indicador de su resultado en el futuro.

Descargar PDF